La Abadía de Silberius

Este escrito es de libre acceso

5 comentarios | Escrito el lunes, 19 de noviembre de 2012 a las 22:30 h. por Silberius de Ura siendo Abad



El lugar más increíble de Internet

Conoce bien este pobre Abad algunos rincones de Internet, y entre ellos las redes sociales. Y he de confesar que me gustan y que las encuentro un punto de interés. 

Lugares con una actividad efervescente, donde te comunicas en tiempo real con otras personas y conoces cosas y personas interesantes que te otro modo hubiera sido muy difícil llegar a conocer. Una ingente cantidad de información pasa por delante de tus ojos. Inabarcable.

Pero a día de hoy, mi lugar más increíble de Internet es el Coro de esta Abadía. Un lugar (casi me atrevo a decir más mental que de internet), donde también hay otras personas (lo dice la pantalla del ordenador o del móvil, y no miente), pero todas estamos en silencio. Nadie se comunica con nadie, excepto con uno mismo. Sólo se oye la música y la respiración pausada de cada cual. Un lugar de silencio en medio del trepidante bullicio de internet. Y, a día de hoy, es en el lugar en que más a gusto me siento de todo internet (sin dudarlo), y de parte del mundo tangible.

Ha hecho falta desarrollar toda la tecnología que tenemos en este siglo, para que este pobre monje pueda entrar en el coro, y me encuentre a los hermanos que viven a cientos de kilómetros, y sienta que estamos sentados juntos, abstraídos, en silencio. Unidos en la distancia, como pocas veces ha ocurrido.

Qué misterios tenemos los seres humanos, que nos permiten sentir una unión y un sentimiento así de intensos, tan tangibles, a través de lo intangible.

Identifícate



Comentarios

Para participar debes identificarte.

  • #1Dominicus Jeronimus [Monje fundador] escribió El 20 de noviembre de 2012

    de acuerdo estoy querido Abad, pero que ¡muy de acuerdo!

  • #2CEBADA [Monje fundador] escribió El 20 de noviembre de 2012

    ¡Es magnífico este coro!

    Para mi, tiene tres valores que le hacen único.

    El primero es precisamente el lugar y el entorno. Un coro en internet... La herramienta de masas para buscar el silencio y la concentración... ¡Es maravilloso!

    Por otro lado,el valor de lo personal. A mi me sirve! Acudo al coro para meditar, para estar, para proyectarme...

    Y el último, la energía que provoca que varias personas estén a la vez en el mismo lugar a la misma hora haciendo lo mismo, poniendo la intención en lo mismo...

    Insisto, ¡maravilloso!

  • #3Mari A [Novicio] escribió El 20 de noviembre de 2012

    Comparto vuestra opinión y sentimiento acerca del Coro.

    En mi caso no me desenvuelvo bién en las redes sociales y no tengo demasiada habilidad para buscar en Internet lo que necesito.
    Me guío mas bien por sensaciones,y las herramientas sociales de internet me resultan bastante abrumadoras.

    El Coro es el lugar dónde más sola y acompañada me siento.
    No sabría explicar por qué.
    Pero es una fantástica oportunidad.

  • #4Sibylla [Huésped] escribió El 20 de noviembre de 2012

    De acuerdo con las sensaciones aquí vertidas. Para esta humilde huésped que aún curiosea entre las dependencias de la Abadía, el coro, tan virtual como físico en nuestras emociones compartidas, también se ha convertido en uno de esos espacios de necesidad y encuentro, de cobijo y fraternidad, de reflexión y pensamiento.

  • #5Adfonsus Ibn Batalyus [Huésped] escribió El 10 de diciembre de 2012

    Necesitados estamos en estos tiempos de espacios recatados en los que sea menester reflexionar antes de opinar

Lacre Abadía de Silberius
« Hoy acerté a medir el valor de las cosas