Desde aquí puedes acceder a

El Claustro

Lugar para la meditación y la conversación calmada.

El claustro de esta Abadía no deslumbra con sus capiteles, pero puedes encontrar algunas reflexiones, anotaciones y piezas de arte que te ayuden a encontrar la conversación contigo mismo. El claustro tiene dos plantas: La planta baja, o claustro bajo, es un lugar de libre acceso, muy frecuentado por los huéspedes y los visitantes. El claustro alto está reservado sólo para los monjes.

Esta dependencia es de libre acceso